La esperanza cristiana (I) – Isaías 40: “Consolad, consolad a mi pueblo…”

fran071220016

Aula Pablo VI, Vaticano
Miércoles 7 de diciembre de 2016

Catequesis en la Audiencia jubilar

Queridos hermanos y hermanas:

Iniciamos hoy una nueva serie de catequesis, sobre el tema de la esperanza cristiana. Es muy importante porque la esperanza no defrauda. ¡El optimismo defrauda, la esperanza no! La necesitamos mucho, en estos tiempos que aparecen oscuros, donde a veces nos sentimos perdidos frente al mal y la violencia que nos rodea, frente al dolor de tantos hermanos nuestros. ¡Necesitamos esperanza! Nos sentimos perdidos y también un poco desanimados, porque nos sentimos impotentes y nos parece que esta oscuridad no se acabe nunca. Seguir leyendo “La esperanza cristiana (I) – Isaías 40: “Consolad, consolad a mi pueblo…””

Misericordia y conversión (cfr. Lc 24, 45-48)

francisco_audiencia

Plaza de San Pedro, Vaticano
Sábado 18 de junio de 2016

Catequesis en la Audiencia jubilar

Queridos hermanos y hermanas:

Después de su resurrección, Jesús se apareció diversas veces a los discípulos, antes de ascender a la gloria del Padre. El pasaje del Evangelio que acabamos de escuchar (Lc 24, 45-48) narra una de estas apariciones, en la cual el Señor indica el contenido fundamental de la predicación que los apóstoles deberán ofrecer al mundo. Podemos sintetizarla con dos palabras: «conversión» y «perdón de los pecados». Son dos aspectos que califican la misericordia de Dios que, con amor, cuida de nosotros. Hoy tomamos en consideración la conversión. Seguir leyendo “Misericordia y conversión (cfr. Lc 24, 45-48)”

La misericordia y la luz (cfr. Lc 18, 35-43)

francisco_audiencia

Plaza de San Pedro, Vaticano
Miércoles 15 de junio de 2016

Catequesis en la Audiencia general

Queridos hermanos y hermanas:

Un día Jesús, acercándose a la ciudad de Jericó, hizo el milagro de devolver la vista a un ciego que pedía limosna junto al camino (cf. Lc 18, 35-43). Hoy queremos centrarnos en el significado de este signo porque nos toca directamente también a nosotros. El evangelista Lucas dice que ese ciego estaba sentado junto al camino pidiendo limosna (cf. v. 35). Un ciego en esa época —pero también hasta no hace mucho tiempo— no podía más que vivir de limosna. La figura de este ciego representa a muchas personas que, también hoy, se ven marginadas a causa de una limitación física o de otro tipo. Seguir leyendo “La misericordia y la luz (cfr. Lc 18, 35-43)”

El primer signo de la misericordia: Caná (Jn 2, 1-11)

francisco_audiencia

Audiencia general

Plaza de San Pedro, Vaticano
Miércoles 8 de junio de 2016

Queridos hermanos y hermanas:

Antes de comenzar la catequesis, quisiera saludar a un grupo de parejas que celebran cincuenta años de matrimonio. ¡Ese sí que es «el vino bueno» de la familia! Vuestro testimonio es un testimonio que los recién casados —a quienes saludaré después— y los jóvenes deben aprender. Es un hermoso testimonio. Gracias por vuestro testimonio. Seguir leyendo “El primer signo de la misericordia: Caná (Jn 2, 1-11)”