Carta con motivo del 25 aniversario del viaje apostólico de san Juan Pablo II a Cuba

Al santo Pueblo fiel de Dios que peregrina en Cuba

Queridos hermanos y hermanas:

Han pasado 25 años del Viaje Apostólico de san Juan Pablo II a Cuba, un momento de gracia y bendición para todos. En el marco de este aniversario, los obispos de esa Conferencia Episcopal han tenido la deferencia de invitar al Cardenal Beniamino Stella, que en esos años como Nuncio Apostólico fue un testigo privilegiado de aquel acontecimiento, para que los visite, y le he pedido que les lleve mi saludo y bendición, expresando la cercanía del Papa a cada uno de ustedes, a Su Eminencia el Cardenal Juan de la Caridad García Rodríguez, a los obispos, sacerdotes y seminaristas, a los religiosos y religiosas y a todos los fieles laicos.

Me gustaría que durante este tiempo vuelvan a hacer presente en sus corazones los gestos y las palabras que mi predecesor les dirigió durante su Visita, que resuenen con fuerza en el presente, y den un nuevo impulso para seguir construyendo con esperanza y determinación el futuro de esa nación. Una de sus exhortaciones en aquel momento fue: «¡Afronten con fortaleza y templanza, con justicia y prudencia los grandes desafíos del momento presente; vuelvan a las raíces cubanas y cristianas, y hagan cuanto esté en sus manos para construir un futuro cada vez más digno y más libre! No olviden que la responsabilidad forma parte de la libertad. Más aún, la persona se define principalmente por su responsabilidad hacia los demás y ante la historia» (Mensaje a los jóvenes cubanos, 23 de enero de 1998).

Continuar leyendo «Carta con motivo del 25 aniversario del viaje apostólico de san Juan Pablo II a Cuba»

Carta a los participantes en el Congreso Mundial de Educación Católica

Al señor Philippe Richard
Secretario General de la
Oficina Internacional de la Educación Católica (OIEC)

Señor Secretario General:

Con gusto respondo a su solicitud de unirme al Congreso promovido por la Oficina Internacional de la Educación Católica, que se celebra en Marsella del 1 al 3 de diciembre, y en el que participan exponentes de esta parte esencial de la vida de la Iglesia, llegados de todas las partes de mundo.

Para la sociedad, la educación es ciertamente un deber ineludible, y en muchos casos un desafío acuciante. Para el cristiano es, además, una forma de participación en la función profética que Jesús dejó a su Iglesia. Por tanto, cuando nos acercamos a la educación no podemos hacerlo pensando en algo meramente humano, centrando la cuestión en programas, capacitaciones, recursos, ámbitos de recepción, ya que la vocación cristiana nos pide dar voz a una Palabra que no es nuestra, que nos supera, que nos trasciende.

Continuar leyendo «Carta a los participantes en el Congreso Mundial de Educación Católica»

Carta al pueblo ucraniano a los nueves meses del estallido de la guerra

CARTA DEL SANTO PADRE
AL PUEBLO UCRANIANO
a los nueves meses del estallido de la guerra

Queridos hermanos y hermanas ucranianos:

Hace nueve meses se desató en vuestra tierra la locura absurda de la guerra. El estrépito siniestro de las explosiones y el sonido inquietante de las alarmas retumban sin parar en el cielo. Las ciudades son martilladas por las bombas mientras lluvias de misiles provocan muerte, destrucción y dolor, hambre, sed y frío. Muchos han tenido que huir a las calles, dejando sus casas y sus afectos. Junto a los grandes ríos corren día a día ríos de sangre y de lágrimas.

Quisiera unir mis lágrimas a las suyas y decirles que no hay día en el que no esté a su lado y que no los lleve en mi corazón y en mi oración. Su dolor es mi dolor. En la cruz de Jesús los veo hoy a ustedes, a ustedes que sufren el terror desencadenado por esta agresión. Sí, la cruz que ha torturado al Señor revive en las torturas encontradas en los cuerpos inertes, en las fosas comunes descubiertas en varias ciudades, en esas y en tantas otras imágenes cruentas que nos han traspasado el alma, que lanzan un grito: ¿por qué? ¿Cómo pueden los hombres tratar así a otros hombres?

Continuar leyendo «Carta al pueblo ucraniano a los nueves meses del estallido de la guerra»

Carta con motivo del V centenario de la conversión de san Ignacio de Loyola

Al Eminentísimo Cardenal Juan José Omella Omella
Arzobispo de Barcelona y Presidente de la
Conferencia Episcopal Española

Querido hermano:

El próximo 14 de noviembre se celebrará en Barcelona un evento singular, los 500 años de la llegada de un pobre soldado a un lugar recóndito de la geografía de España, cuando iba de camino a Tierra Santa. Nuestro protagonista, después de haber servido al rey y a sus convicciones hasta derramar su sangre, iba herido en el cuerpo y en el espíritu, se había despojado de todo y tenía el propósito de seguir a Cristo en pobreza y humildad. A él en ese momento poco le importaba hospedarse en albergues para pobres o tener que retirarse en una cueva para orar, menos aún que esto supusiera ser «estimado por vano y loco» (E.E. 167). Y, sin embargo —paradojas del destino—, cinco siglos después las autoridades civiles y religiosas de esa región, junto al Prepósito general del instituto religioso que él fundó, la Compañía de Jesús, se reúnen de forma institucional para celebrar este acontecimiento.

Continuar leyendo «Carta con motivo del V centenario de la conversión de san Ignacio de Loyola»

Carta con motivo de la inauguración de la nueva sede del CELAM en Colombia

A Su Excelencia Reverendísima
Mons. Héctor Miguel CABREJOS VIDARTE, O.F.M.
Arzobispo de Trujillo
Presidente del CELAM

Querido hermano:

Con ocasión de la bendición e inauguración de la nueva sede del CELAM, el próximo 12 de julio, en Bogotá, quisiera agradecerte a ti y a los demás miembros de la Presidencia la carta en la que me hacen partícipe de ese acontecimiento. Les pido que hagan llegar mi saludo cordial a los Obispos de América Latina y El Caribe, también a los sacerdotes, religiosas, religiosos, laicas y laicos colaboradores, así como a todos los invitados que participan en el evento.

Mientras los invito a dar gracias a Dios por la feliz conclusión de esa obra material, que puede ser de ayuda para llevar adelante proyectos de evangelización y de formación pastoral en apoyo a las Conferencias Episcopales, es oportuno que tengamos presente que «si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los constructores» (Sal 127,1). Como comunidad de discípulos edificada «sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, cuya piedra principal es Cristo» (Ef 2,20) sentimos la perenne necesidad de suplicar al Señor Resucitado que impulse y robustezca nuestra misión eclesial con la fuerza de su Espíritu Santo, para estar prontos a discernir los signos de los tiempos y responder, desde la perspectiva de la fe, la esperanza y la caridad, a las necesidades del Santo Pueblo fiel de Dios. No olvidemos que nuestras estructuras materiales sólo tienen sentido cuando están destinadas al servicio, sobre todo, de las hermanas y los hermanos que habitan las más extremas periferias de la vida. Y recuerden estar alertas ante las tres idolatrías que siempre amenazan la marcha del Pueblo fiel de Dios: la mediocridad espiritual, el pragmatismo de los números y el funcionalismo que nos lleva a entusiasmarnos por el plan de ruta más que por la ruta. Tentaciones que no toleran el misterio y van a la eficacia (cf. Homilía Misa Crismal, 14 abril 2022).

Continuar leyendo «Carta con motivo de la inauguración de la nueva sede del CELAM en Colombia»

Carta a los obispos del Sínodo de la Iglesia greco-católica ucraniana

Al Venerado hermano
Su Beatitud Arzobispo mayor de Kyiv-Halyć
Sviatoslav Shevchuk

¡Alabado sea Jesucristo!

Beatitud,
Queridos hermanos obispos de la Iglesia greco-católica ucraniana,

os saludo cordialmente a todos vosotros, reunidos en Sínodo en Przemyśl, del 7 al 15 de julio. Este Sínodo, según el proyecto previo, se tendría que haber celebrado en Kiev, pero la dramática situación de la guerra, ya en su quinto mes, no lo ha permitido.

Recientemente, el 27 de junio, la Iglesia greco-católica ucraniana ha celebrado la memoria litúrgica de los beatos mártires, beatificados por San Juan Pablo II en Leópolis durante su visita a Ucrania en 2001. Pero es en este momento que comprendemos mejor las circunstancias en las que vivieron y murieron estos mártires, entre los cuales había obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos caídos víctimas del régimen soviético comunista. Hoy estos protegen desde el cielo su Pueblo que sufre: a su protección encomiendo a todos los miembros del Sínodo.

Continuar leyendo «Carta a los obispos del Sínodo de la Iglesia greco-católica ucraniana»

Carta a Mons. D. José Vilaplana Blasco, Obispo emérito de Huelva

Al venerable hermano
JOSÉ VILAPLANA BLASCO
Obispo emérito de Huelva

Al cumplirse felizmente el quincuagésimo aniversario de su ordenación presbiteral, nos congratulamos por su ministerio pastoral, diligentemente desarrollado por el bien espiritual de los fieles de las comunidades eclesiales de Valencia, Santander y Huelva, e imploramos de Cristo Buen Pastor le conceda un copioso premio, la consolación del alma y el gozo de una buena salud, al tiempo que, con la intercesión de la Beatísima Virgen María, impartimos gustosamente para él y para sus allegados la bendición apostólica, rogándole a cambio sus oraciones para que desempeñemos el oficio petrino con el corazón lleno de ardiente caridad.

Continuar leyendo «Carta a Mons. D. José Vilaplana Blasco, Obispo emérito de Huelva»

Carta a Mons. D. Francisco Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada

Al venerable hermano
FRANCISCO JAVIER MARTÍNEZ FERNÁNDEZ
Arzobispo metropolitano de Granada

Me congratulo por el feliz evento de poder conmemorar el jubileo de oro de su ordenación presbiteral, así como por la prolongada duración de su ministerio, desempeñado no solo para el bien espiritual de los fieles y sacerdotes en varias diócesis, sino también para la formación de los jóvenes, la pastoral de las familias y las diversas misiones sabiamente realizadas en la Conferencia Episcopal de España; al mismo tiempo imploro vivamente la gracia divina de Cristo Buen Pastor para su persona y también para su grey, y le otorgo con amor la deseada Bendición Apostólica, por intercesión de la Santísima Virgen María y de San José, al mismo tiempo que pido sus oraciones para que sea posible cumplir con la grave obligación del ministerio Petrino.

Continuar leyendo «Carta a Mons. D. Francisco Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada»

Carta a los obispos con motivo del Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María

Querido Hermano:

Ha pasado casi un mes desde el inicio de la guerra en Ucrania, que está causando sufrimientos cada día más terribles en esa martirizada población, amenazando incluso la paz mundial. La Iglesia, en esta hora oscura, está fuertemente llamada a interceder ante el Príncipe de la paz y a estar cerca de cuantos sufren en carne propia las consecuencias del conflicto. En este sentido, agradezco a todos aquellos que están respondiendo con gran generosidad a mis llamamientos a la oración, al ayuno y a la caridad.

Continuar leyendo «Carta a los obispos con motivo del Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María»

Carta sobre el Jubileo de 2025

Al querido hermano
Mons. RINO FISICHELLA
Presidente del Pontificio Consejo
para la Promoción de la Nueva Evangelización

El Jubileo ha sido siempre un acontecimiento de gran importancia espiritual, eclesial y social en la vida de la Iglesia. Desde que Bonifacio VIII instituyó el primer Año Santo en 1300 —con cadencia de cien años, que después pasó a ser según el modelo bíblico, de cincuenta años y ulteriormente fijado en veinticinco—, el pueblo fiel de Dios ha vivido esta celebración como un don especial de gracia, caracterizado por el perdón de los pecados y, en particular, por la indulgencia, expresión plena de la misericordia de Dios. Los fieles, generalmente al final de una larga peregrinación, acceden al tesoro espiritual de la Iglesia atravesando la Puerta Santa y venerando las reliquias de los Apóstoles Pedro y Pablo conservadas en las basílicas romanas. Millones y millones de peregrinos han acudido a estos lugares santos a lo largo de los siglos, dando testimonio vivo de su fe perdurable.

Continuar leyendo «Carta sobre el Jubileo de 2025»