Tiempo de esperanza

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 27 de noviembre de 2022

El Adviento, preparación a la Navidad, es la celebración de la esperanza cristiana. Jesucristo, con su vida, muerte y resurrección, ya ha traído la plenitud de la vida en Dios a los hombres y nos emplaza a nuestra fidelidad. Es, pues, una esperanza a la vez gozosa, segura y exigente, que arraiga en el amor incondicional de Dios. El mensaje central es que Dios ama a nuestro mundo y ha enviado a su Hijo; Jesús, con su vida, muerte y resurrección, ha iniciado el mundo nuevo, la vida del hombre en Dios. Así ha realizado las promesas de Dios y las esperanzas humanas, de una manera sorprendente, frecuentemente inesperada, escandalosa.

Él es la Plenitud de la Vida que ama al mundo y viene. La venida salvadora de Dios es el gran mensaje de la Navidad, para la que nos preparamos. El monte firme (Is. 1ª lectura) es el Señor Jesús encumbrado en su vida, especialmente en su Cruz y resurrección. Los cristianos centramos nuestra esperanza en una persona viva, presente ya, que se llama Cristo Jesús. Cristo es la respuesta de Dios a los deseos y preguntas de la humanidad. No nos va a salvar la política o la economía, o los adelantos de la ciencia y de la técnica. Es Cristo Jesús el que da sentido a nuestra vida y la abre a todos sus verdaderos valores, no solo a los de este mundo. Es así como Dios ha realizado la esperanza de los hombres expresada tan vivamente por Isaías. Los hombres, incluso con proyectos nobles, somos mezquinos y podemos fallar. Pero Dios es fiel en su amor y posibilita la vida humana en medio de todas las dificultades.

Continuar leyendo «Tiempo de esperanza»

El Rey del Universo

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 20 de noviembre de 2022

Este domingo concluye el Tiempo Ordinario. Durante este año hemos tenido muchas oportunidades de conocer más a Nuestro Señor por medio de la liturgia y de la Palabra. El ciclo litúrgico se cierra con la recapitulación de todo en Cristo, Nuestro Señor, imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura, Cabeza del Cuerpo que es la Iglesia, reconciliador de todos los seres. Esta fiesta es una confesión de fe por Jesucristo como Rey del Universo. Cristo está reinando desde su original trono, la Cruz, y desde lo más alto de ella nos abre una puerta a la esperanza y a la vida, ¡hay salvación para todos nosotros!

El texto del Evangelio nos asombra porque, en medio de los tormentos y de la fragilidad, Jesús nos vuelve a sorprender, otra vez más, y manifiesta su gran poder, su enorme capacidad de dar vida, haciéndole a su compañero de patíbulo una promesa, al que había dado la cara por Él. Todo el mundo había huido, han desaparecido las «seguridades humanas», queda solo Jesús y su vecino de sufrimiento, solos frente a esta tragedia. La escena es dramática, pero dentro del brutal silencio se oyen unas palabras de fe y de esperanza: «Acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». ¡Cuánta vida encierran estas palabras! ¡Menuda confesión de fe! Me imagino que todos hemos llegado a la misma conclusión: hay un destino feliz esperando para este hombre y para todos.

Continuar leyendo «El Rey del Universo»

Perseverar en el trabajo por la salvación

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 13 de noviembre de 2022

Esta semana parece especial, basta con leer las lecturas de la Palabra de Dios con atención para darnos cuenta de cómo el año litúrgico está llegando a su fin, los textos son escatológicos y a algunos les entristecen las palabras que hablan de muerte, persecución o desastres cósmicos. Tranquilos, solo se dice que llega el día, la hora de la verdad, de dar un paso adelante con serenidad. Es el tiempo en el que vivimos mucho más catastrófico de lo que pensamos, bastaría con atender todas las tensiones entre naciones; la guerra en Ucrania; las leyes inicuas, que manifiestan el poco respeto a la persona… Por otra parte, nos hace falta más vida interior. La tibieza espiritual y cómo nos estamos alejando del amor y de la misericordia de Dios, cuando se es creyente, es casi un delito.

Tal como vemos el mundo hoy, y las tensiones que está procurando, nos debería preocupar mucho más. La Palabra de Dios no asusta, en ella encontramos las razones de nuestra seguridad, porque nos desvela claramente que el Señor viene continuamente y que es necesario descubrirle presente con actuación salvadora en la historia, por encima de las guerras que continuamente se desatan, o de las persecuciones que soporta el creyente. La Palabra de este domingo abre horizontes, trata de hacernos ver la importancia de fiarnos, de vivir en esperanza, en la seguridad de saber que estamos sostenidos y cuidados por el Creador del cielo y de la tierra, y nos pide que sigamos perseverando en la fe.

Continuar leyendo «Perseverar en el trabajo por la salvación»

Día de la Iglesia Diocesana

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 6 de noviembre de 2022

Queridos diocesanos.

En la Palabra de Dios se nos dice que el Señor nos ha regalado una gran esperanza, que no es otra que la salvación eterna. En esperanza caminamos siempre con la ayuda de Dios y cerca de los hermanos. Agradezcamos a Dios las múltiples oportunidades que nos da para vivir en esperanza, movidos por la fe, con la mirada puesta en Él y, especialmente, llamados a vivir la sinodalidad. ¡Cuánto hemos gozado en este tiempo de preparación para el Sínodo! Esta iniciativa del Santo Padre, el Papa Francisco, nos ha hecho mucho bien a todos, porque nos ha abierto muchos caminos para la comunión, la corresponsabilidad y la misión. Somos Iglesia y esto nos exige mantener viva la llama de la caridad, la atención a los necesitados y el cuidado y la preocupación por los alejados, porque el Evangelio nos urge, nos apremia a ser de Cristo, a ponerlo en el centro de nuestra vida y a alegrarnos en el servicio a los hermanos, a servir en la verdad y en el amor. El amor verdadero, tal como nos lo regala el Señor, nos lleva de su mano a la eternidad, por eso, ¿cómo olvidar a los hermanos más necesitados, miembros también de la familia de la Iglesia?

Continuar leyendo «Día de la Iglesia Diocesana»

La conversión de Zaqueo

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 30 de octubre de 2022

La persona de Jesús aparece una vez más como la gran revelación de la misericordia divina, lo estamos viendo en la liturgia de estas semanas. Además, lo podremos encontrar con facilidad en el Evangelio, cuando Jesús manifiesta que ha venido a buscar y a salvar a los pecadores, a los alejados… La palabra buscar pone en conexión la escena de Zaqueo con las parábolas de la misericordia: el pastor busca la oveja; la mujer busca la moneda; el hijo pródigo busca a su padre, porque en él está su salvación; y Zaqueo busca a Jesús. Esta actitud de búsqueda siempre tiene respuesta, una mirada de Dios. En el Evangelio hemos escuchado que Jesús levantó los ojos y vio a Zaqueo… La misericordia de Jesús es la misericordia de Dios, como leemos este domingo en el libro de la Sabiduría: «Amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho». ¿No les parece admirable este texto? El autor del libro de la Sabiduría da la respuesta inmediatamente: «Si hubieras odiado alguna cosa, no la habrías creado». He aquí la razón, la seguridad que tenemos en la bondad de Dios, en su mirada misericordiosa hacia cada uno de nosotros.

Continuar leyendo «La conversión de Zaqueo»

La bondad del corazón de Dios

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 23 de octubre de 2022

En este domingo, la Palabra de Dios sigue centrada en la enseñanza sobre la oración, especialmente en la actitud humilde que hemos de tener ante Dios. En la primera lectura, en el libro del Eclesiástico, se afirma que Dios tiene cierta debilidad por los pobres y los humildes, pero prestad atención también al salmo responsorial, que insiste: «Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha… el Señor está cerca de los atribulados». Jesús retoma todo esto y nos dice que nuestra postura ante Dios no puede ser de orgullo y autosuficiencia, sino de humildad y sencillez en nuestra vida. Ya estamos acostumbrados al estilo de Jesús, que nos dice cosas importantes con un lenguaje sencillo, en parábolas. En este caso nos propone la parábola de un fariseo, que más que rezar a Dios, se reza a sí mismo y que desde el pedestal de sus grandezas canta su propia historia. Por otra parte, el otro protagonista es un publicano, que se presenta delante de Dios reconociendo que todo lo que hace no está bien y no puede atribuirse ningún mérito, sino que todo lo espera de la bondad de Dios. Conviene detenerse un momento para poder distinguir bien lo que nos quiere decir el Señor, y no es precisamente hacer una comparación entre un pecador y un justo, sino en la diferencia que existe entre uno que se reconoce sencillamente un pecador y el otro que se considera el bueno, el mejor, el más “justo” y satisfecho de sí mismo.

Continuar leyendo «La bondad del corazón de Dios»

Perseverar en la oración

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 16 de octubre de 2022

Tenemos experiencia de la riqueza de la Palabra de Dios y lo que aporta a nuestra vida y costumbres, pero no debemos dejar de escuchar a Jesús, porque en este domingo nos pide que oremos siempre sin desanimarnos y nos propone la parábola de la mujer que no se cansaba de interceder para que se le hiciera justicia. Lo que Jesús nos dice es que descubramos la fuerza de la oración ante el Señor, que no nos cansemos de orar, de confiar en Dios sabiendo que nos escucha; de vivir esto con una fe viva, a pesar de todas las dificultades que nos acechen; de fiarnos de Dios.

La Palabra comienza con el ejemplo de los israelitas, cuando Moisés oraba al Señor por la victoria sobre sus enemigos. En la batalla, Moisés oraba a Dios pidiéndole su ayuda. Mientras él mantenía los brazos elevados, los israelitas llevaban las de ganar. Si él aflojaba en su oración, todo se venía abajo. Con esta lectura entendemos que no podremos hacer nada sin la ayuda de Dios. Claro, que esto nos exige un cambio de mentalidad, una verdadera conversión, fiarnos más de Dios y no hacer caso de la mentalidad mundana, que se basa en la eficacia, en los medios técnicos, en las potencias de la persona, en la ciencia…, sin prestar atención a Dios, al que se pretende “despedir” de este mundo. Si caemos en la trampa de la falta de fe, es que hemos olvidado las palabras de Jesús: «Sin mí no podéis hacer nada». Por eso es necesario releer el salmo una y otra vez: «Levanto mis ojos a los montes: ¿de dónde me vendrá el auxilio? El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra». Esta es nuestra fe y no debemos olvidar la grandeza de Dios y nuestra debilidad, para orientar nuestra vida hacia el Señor.

Continuar leyendo «Perseverar en la oración»

Ser agradecidos con Dios y con los demás

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 9 de octubre de 2022

La Eucaristía dominical es la más grande de las expresiones de agradecimiento a Dios y en la Misa de este domingo aprenderemos, al escuchar la Palabra, la importancia de saber ser agradecidos ante Dios, ya que ser agradecidos es la actitud básica de la fe. Si somos agradecidos a Dios, tendremos también un corazón más acogedor y universal con los demás. Como el que tiene Él.

Escuchemos con atención el salmo, el cual comenta la bondad universal de Dios, que, aunque es fiel a la alianza con su pueblo Israel, extiende su amor a todos, incluso a los de lejos, cosa que no contemplaban los propios judíos. Es significativo que los dos hombres que se encuentran con Dios en las páginas de las lecturas de este domingo son extranjeros: un sirio y un samaritano. Ninguno de los dos pertenecía al pueblo elegido, ninguno estaba, al parecer, en las mejores condiciones para tener el encuentro con Dios. Pero, ambos hombres, el sirio y el samaritano, supieron ver más allá del hecho de su propia curación: ¡habían descubierto a Dios!

Continuar leyendo «Ser agradecidos con Dios y con los demás»

El justo por su fe vivirá

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 2 de octubre de 2022

El tema central de la Palabra de esta semana es la importancia de tener fe. Todas las lecturas de este domingo nos llevan a pedir a Dios que nos aumente la fe, porque las condiciones de este mundo pueden arrastrarnos al olvido de Dios y este es el mayor problema que podríamos tener. Mantener viva la fe ha sido el objetivo esencial de todos los tiempos, la confianza en Dios ha sido el motor que ha animado a todo creyente desde el comienzo de la humanidad, tal como nos lo muestra la Sagrada Escritura, desde el Antiguo hasta el Nuevo Testamento, y tal como nos enseña la historia de la Iglesia con la palabra y con el testimonio de tantos testigos. San Pablo nos pide que nos mantengamos firmes en la fe, en la adhesión al que nos ha dado la vida y ha creado el cielo y la tierra, porque esta confianza es, «ante todo, una adhesión personal del hombre a Dios; es al mismo tiempo e inseparablemente el asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado», tal como leemos en el Catecismo de la Iglesia.

Continuar leyendo «El justo por su fe vivirá»

El Señor es nuestra seguridad

Carta de Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

Domingo, 25 de septiembre de 2022

La Palabra de cada domingo nos va entonando para aceptar el estilo de vida que nos lleva a la santidad, a reconocer el camino de Jesús, que es claro y abierto a la esperanza, pero es serio y exigente. Es importante dedicar el tiempo necesario a escuchar en el corazón la voz de Dios. La parábola de este domingo nos invita a distinguir entre el verdadero tesoro, que es la voluntad de Dios, escuchar la voz de Nuestro Señor Jesucristo que nos invita a la solidaridad con los que tienen menos que nosotros, y a no perseguir las banalidades, ni empeñarse en acumular bienes que se corrompan o la herrumbre los destruya. Si hacemos esto no hemos entendido nada, porque nos hemos quedado en los medios y hemos olvidado lo esencial: la vida eterna, el amor de Dios y su misericordia.

En la primera lectura, el profeta Amós pone en evidencia la necedad de los que no hacen buen uso de sus bienes, sus palabras son muy duras cuando los describe sin piedad: comen, beben, cantan al son del arpa, se ungen con buenos perfumes y se acuestan en camas lujosas. Este estilo de vida no les permite ver qué pasa a su alrededor, andan como ciegos, solo ven hasta la distancia de su ombligo, los incapacita para ver la necesidad de muchos. Y el profeta concluye su reflexión, diciendo: «Por eso irán al destierro, a la cabeza de los cautivos. Se acabó la orgía de los disolutos».

Continuar leyendo «El Señor es nuestra seguridad»