Navidad: Condescendencia de Dios

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Queridos diocesanos:

Iniciamos el tiempo litúrgico del Adviento durante el cual la Iglesia nos acompaña para prepararnos a la celebración de la Navidad. El mensaje del Adviento es que Dios está en camino hacia nosotros. Se nos llama a vivir este acontecimiento despertándonos de nuestro sueño, modorra e indiferencia, y a esperar al Señor con la cintura ceñida y con aceite en nuestras lámparas a ejemplo de las vírgenes prudentes. Es preciso romper nuestras burbujas, siempre dispuestos a ponernos en camino para salir a su encuentro y servir a los demás en una sociedad herida espiritual y materialmente. La oración, la caridad y la participación en los sacramentos son los pilares de este puente para que Dios venga a nosotros y nosotros vayamos hacia Él, siempre en actitud de vigilante espera.  Sólo la conciencia de vivir en un Adviento constante da al hombre la medida de su vida ante Dios. Este tiempo litúrgico nos ofrece la oportunidad providencial de renovar nuestra fe y nuestra esperanza sabiéndonos elegidos en Cristo. Este convencimiento nos ayuda cada día a superar nuestra indigencia cristiana, conscientes de que el verdadero cristiano es el creyente que vive seria y serenamente su vocación a la santidad, su irrenunciable destino de eternidad, y su posibilidad cotidiana de conformar su vida con Cristo, edificando sobre él y no sobre arenas movedizas, nobles en propósitos pero minadas por la desilusión el cansancio y el pesimismo.

Continuar leyendo «Navidad: Condescendencia de Dios»

Gracias por tanto

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Día de la Iglesia Diocesana 2022

Queridos diocesanos: al echar la vista atrás sobre los acontecimientos del pasado año 2021, lo primero que pasa por mi cabeza y, sobre todo, por mi corazón, es un inmenso agradecimiento a Dios. En medio de este escenario incierto y confuso, en el que se han derribado tantas certezas meramente humanas y tantas ilusiones se han desvanecido, la experiencia de que Dios camina a nuestro lado, que se involucra en nuestra historia y que nos acompaña en nuestra vida, resulta tan consoladora como real.

Seguimos celebrando el Año Santo y observamos cómo el Señor ha entrado en nuestras vidas. Lo ha hecho para quien inició el camino desde una perspectiva no estrictamente vinculada a la fe y para quien lo hizo desde su visión creyente.

La Iglesia diocesana la formamos todos. Somos una gran familia, y una parte esencial de la misma la componen aquellas personas, hombres y mujeres, que están siempre “ahí”, dando su amor, su ayuda, su trabajo, su apoyo a los demás y sobre todo a los necesitados. Para ellas también nuestro más sincero reconocimiento y agradecimiento.

Continuar leyendo «Gracias por tanto»

Jornada del Domund 2022

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Queridos diocesanos:

Cuando Jesús sube al cielo les dice a sus discípulos: “Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que va a venir sobre vosotros y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría, y hasta el confín de la tierra” (Hech 1,8). El don del Espíritu Santo y el testimonio son la garantía de la Iglesia en su misión evangelizadora. Cristo estará donde su Iglesia dé testimonio de él y se entregue por él. Los Apóstoles comenzaron a anunciar a Cristo, acontecimiento que quienes forman la comunidad cristiana deben conocer poniendo su vida bajo esta nueva luz que le da sentido. La universalidad de la verdad de Cristo exige que sea anunciada.

El papa Francisco en su Mensaje para esta Jornada nos dice que los tres fundamentos de la vida y de la acción misionera son: “Para que seáis mis testigos”, “hasta los confines de la tierra” y “el Espíritu Santo vendrá sobre vosotros y recibiréis su fuerza”. Somos llamados a ser misioneros y testigos, conscientes de que la identidad de la Iglesia es evangelizar, anunciando la vida, muerte y resurrección de Cristo por amor a Dios Padre y a los hombres. En estos tiempos de incertidumbre, volvamos a Cristo, la Buena Noticia de la salvación, con alegría y dando testimonio. San Pablo VI escribió: “El hombre contemporáneo escucha más a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan, o si escucha a los que enseñan,  es porque dan testimonio” (EN 41). Por esto en la evangelización el ejemplo de vida cristiana y el anuncio de Cristo van íntimamente unidos, siendo fundamental la acción del Espíritu Santo, con su fuerza e inspiración. “Recibir el gozo del Espíritu Santo, escribía el papa Francisco, es una gracia. Y es la única fuerza que podemos tener para predicar el Evangelio, para confesar la fe en el Señor” (Domund 2020).

Continuar leyendo «Jornada del Domund 2022»

Sin compromiso no hay trabajo decente

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente que se celebra el 7 de octubre se nos recuerda que el trabajo humano es una cuestión primordial en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas. De ahí que se reivindique el trabajo como derecho y actividad para el cuidado de las personas, del bien común y del planeta.

Desde la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente se alerta de que la dignidad del trabajo y el trabajo decente son una prioridad humana y, por ello, una urgencia cristiana y un compromiso de toda la Iglesia. El lema “Sin compromiso no hay trabajo decente” es una llamada de atención a impulsar y participar en las acciones diocesanas como símbolo de que afrontamos todos una misma preocupación ineludible, y un objetivo por el que venimos trabajando de manera intensa en comunión con otras personas e instituciones.

Continuar leyendo «Sin compromiso no hay trabajo decente»

Construir la cultura del cuidado común

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Jornada Mundial de los Migrantes y Refugiados 2022

Queridos diocesanos:

El próximo domingo, día 25 de septiembre, celebramos la 108 Jornada Mundial de los Migrantes y Refugiados. El lema que nos propone el Papa es: “Construir el futuro con los migrantes y refugiados”, invitándonos a promover espacios de acogida y hospitalidad en la Iglesia y en la sociedad. Pero esto sólo lo podremos hacer acompañando, escuchando, incluyendo y haciendo participar a las personas migradas. Es la forma de decidir nuestro futuro.

La nueva situación nos exige autodisciplina y responsabilidad. Estos valores deben traducirse en comportamientos concretos y cotidianos que no pueden pasarnos desapercibidos. De su observancia depende una nueva experiencia que nos reafirma en la necesidad de considerar en cada momento qué modelo de sociedad y cultura se está promoviendo. Cuando la voluntad individual y sus éxitos se exhiben como si fuesen la genuina expresión de la libertad, ¿cómo detener entonces la inercia del individualismo para que el barco vire en medio de la tormenta rumbo hacia el interés común? ¿Qué tierra acogerá la semilla del cuidado y responsabilidad por los demás, si en ella no se han ido cultivando los valores de la justicia social? “No hay futuro sin justicia. La urgencia de la justicia se da en un mundo dividido y lleno de brechas que se pueden sanar y reconciliar, y nunca convertir en rentas para provechos electorales y para alcanzar el poder”[1].

Continuar leyendo «Construir la cultura del cuidado común«

Santa Misa en la Solemnidad de Santiago, apóstol

Homilía de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

S.I. Catedral-Basílica de Santiago, Compostela
Lunes, 25 de julio de 2022

Majestades, Princesa, Infanta
Autoridades eclesiásticas, civiles, políticas y militares
Sacerdotes, Vida Consagrada y laicos
Miembros de la Archicofradía del Apóstol Santiago
Peregrinos. Televidentes y Radioyentes.

El Año Santo es tiempo de sanación, de curación y de gracia para fortalecer la fe, avivar la esperanza y vivir la caridad personal y socialmente. Son numerosos los peregrinos niños, jóvenes, adultos y ancianos que atraídos por el testimonio del Apóstol Santiago, dejan sobre sus hombros las inquietudes y esperanzas.

¡Muchas gracias, Majestades, Princesa e Infanta por venir a presentar la Ofrenda al Apóstol! La solemnidad del Patrono de España nos recuerda que el  cristianismo es realidad de vida en Cristo que configura nuestra identidad cristiana. Agobiados por preocupaciones y fascinados por eslóganes publicitarios, no encontramos tiempo para preguntarnos sobre lo importante en nuestra vida. Es necesaria la reflexión que procede de un trasfondo religioso y que recoge siglos de experiencia y de sabiduría. Llenar nuestro vacío con lo inútil, arrancando las raíces de nuestro origen, es una pretensión vana que dificulta construir la ciudad de Dios sin anestesiar los hechos que molestan y borrarlos de nuestra mente. La historia del siglo XX y de estas décadas del siglo XXI nos lleva a preguntarnos: ¿Qué mundo es el nuestro para que tantas y tan hermosas cualidades se pierdan en él y el mal vaya desplazando el bien? El hombre en nuestros días se considera un náufrago en  una isla desconocida, sin más apoyo que su problemático yo y a merced de la nada, pero el amor de Dios lleva al océano de la verdad y del bien que dan sentido a la existencia. El cristiano no está hecho para recluirse en su rincón, y resignarse a vivir encerrado en un fragmento de la realidad pues “la vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad” (EG 10). El alma necesita la armonía en medio de lo inarmónico, fortaleciendo la esperanza de una renovación ética, moral y espiritual. “La verdadera, la gran esperanza del hombre que resiste a pesar de todas las desilusiones, sólo puede ser Dios, el Dios que nos ha amado y que nos sigue amando hasta el extremo”[1]. En la complejidad de la historia el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, siempre es el mismo. “Quien no conoce a Dios, aunque tenga múltiples esperanzas, en el fondo está sin la gran esperanza que sostiene toda la vida”[2]. Somos imagen de Dios, “aun cuando esté quebrada por el pecado y con ella rota la brújula para buscar la verdad, discernir y realizar el bien, y admirar la belleza”[3].

Continuar leyendo «Santa Misa en la Solemnidad de Santiago, apóstol»

Naveguemos juntos

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Fiesta de la Virgen del Carmen 2022

Queridos diocesanos:

Al acercarse la fecha de la fiesta de la Virgen del Carmen, deseo, como todos los años, acompañaros ofreciéndoos mi palabra y bendición a todas las gentes que, de una manera u otra, viven en torno al mar, de los que Nuestra Señora del Carmen es patrona y protectora.

Quiero llevar a vosotros y a vuestras familias la presencia fraternal de la Iglesia, a la que pertenecéis, y que, como comunidad de creyentes unidos en torno a Jesucristo, vive vuestras preocupaciones como cosa propia. Todavía hace muy poco tiempo, el pasado día de Pentecostés, el Papa, saludando a los peregrinos que rezaban en la plaza de San Pedro, les decís: “Manifiesto mi cercanía a los pescadores, pensemos en aquellos pescadores que, a causa del aumento del costo del carburante, se encuentran en riesgo de detener su actividad…” (Regina Coeli 5-Junio-2022). El Papa, como sucesor de Pedro el pescador de Galilea, recuerda vuestras dificultades y problemas, las manifiesta al mundo, para que se tomen las medidas adecuadas, y las lleva en su oración a la presencia de Dios pidiendo que Él ilumine a las autoridades y a todos los que compete ofrecer soluciones para que vuestras condiciones de vida sean las adecuadas.

Continuar leyendo «Naveguemos juntos»

Lámparas encendidas en el camino de la santidad

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Queridos Miembros de Vida Contemplativa:

Llegado a su fin el tiempo litúrgico de Pascua, la Iglesia hace memoria festiva y solemne del misterio de la Santísima Trinidad. La Conferencia Episcopal Española ha considerado que ése era un día muy apropiado para que todos en la Iglesia oremos por las religiosas y los religiosos de vida contemplativa y les mostremos con afecto nuestra gratitud.

Si la fe nos toma de la mano y guía al corazón de Dios, allí se nos permite contemplar lo que Dios es en sí mismo, y también lo que nosotros somos en Dios: “Pues todos nosotros hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo” (1Cor 12,13); “pues bien, vosotros sois el  cuerpo de Cristo, y cada uno es un miembro” (1Cor 12,27), y “porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida en Dios” (Col 3,3). Necesitamos acercarnos al misterio de nuestro ser, a lo que somos en Cristo Jesús, a lo que somos en Dios, en el seno de la Trinidad Santa. Por la naturaleza de su vocación, religiosas y religiosos contemplativos se han hecho peregrinos permanentes en ese camino por el que la fe los lleva a sondear el misterio de Dios y los acerca, al mismo tiempo, al misterio del hombre.

Continuar leyendo «Lámparas encendidas en el camino de la santidad»

Sigamos construyendo juntos. El Espíritu Santo nos necesita

Carta de Mons. D. Julián Barrio Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela

Queridos diocesanos:

En continuidad con el mensaje del pasado año y en el contexto sinodal en el que,  invitados por el papa Francisco para preparar el Sínodo de los Obispos (2023), nos encontramos, se nos invita a seguir construyendo juntos con la fuerza del Espíritu Santo una Iglesia en salida para anunciar con alegría el Evangelio y ser comunicadores de esperanza, recordando que todos los bautizados hemos de sentirnos protagonistas de la misión que se nos ha confiado en la Iglesia y en el mundo (cf. LG 31). No podemos olvidar el papel fundamental del laicado en la corresponsabilidad y en la misión evangelizadora de la Iglesia.

Después de la Resurrección el Señor confirió a los apóstoles la misión de anunciar el Evangelio con todas las consecuencias. Hubo dificultades desde el principio pero Pedro ante la prohibición de predicar dirá: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” y no les atemoriza ni les abate. No les asusta ser ultrajados con tal de cumplir la misión encomendada. Predicar el Evangelio desemboca en la práctica del culto. Conocer que Cristo ha muerto y resucitado por nuestra salvación ha de llevarnos a adherirnos a Él como nuestro Señor.

Continuar leyendo «Sigamos construyendo juntos. El Espíritu Santo nos necesita»

Nota ante la Jornada Interdiocesana de Enseñanza Religiosa

NOTA DE LOS OBISPOS DE LA PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE SANTIAGO ANTE LA JORNADA INTERDIOCESANA DE ENSEÑANZA RELIGIOSA
AÑO 2022

Queridos padres y madres:

La educación se presenta hoy como una tarea compleja, afectada por rápidos cambios sociales, económicos y culturales. Su misión específica sigue siendo el crecimiento y la formación integral de la persona y es una tarea primordial de la familia, siempre desde la responsabilidad profundamente sentida por el bien de los propios hijos: los padres sois los primeros y principales educadores de vuestros hijos, y habéis de ejercer con libertad este derecho. Para ello, en el respeto y la colaboración con esta responsabilidad primera de la familia, la escuela realiza una labor imprescindible, como en un compromiso compartido.

El próximo curso entra en vigor una nueva ley educativa, la LOMLOE, la octava ley en cuarenta años de democracia, lo que evidencia, una vez más, la necesidad, y al mismo tiempo la incapacidad, de alcanzar un Pacto por la Educación. La asignatura de Religión conserva una situación conocida, aunque no sea la deseada: oferta obligatoria en todas las etapas y libre elección; sigue siendo evaluable, pero no computable cuando entran en concurrencia los currículos, y se limita la carga lectiva, reduciéndola a los mínimos posibles según la ley. Lamentamos que no haya habido en las autoridades responsables mayor percepción de la necesidad de cuidar un ámbito tan decisivo para la educación integral de la persona. Esperamos que la propuesta de atención educativa para los alumnos que no cursen Religión sea planteada por las autoridades educativas de modo serio y regulado, a fin de no discriminar a los que han optado por cursar Religión Católica.

Continuar leyendo «Nota ante la Jornada Interdiocesana de Enseñanza Religiosa»