¿Pretenden la desaparición de la familia?

Carta de Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

La actualidad se empeña en mantenernos entretenidos en distintas cuestiones que son de menor importancia. Atendiendo a lo urgente e inmediato descuidamos lo verdaderamente importante. Así como la acción se lleva por delante la reflexión. Entre las realidades verdaderamente valiosas se encuentra la familia. Y los que la atacan saben muy bien que atentan contra los cimientos de la persona y de la sociedad entera.

Carmen Fernández de la Cigoña, directora del Instituto CEU de Estudios de la Familia, abordaba en ‘El Debate’ (4 de enero de 2021) una de las cuestiones más candentes en la actualidad: la familia y el afán desmedido de legislar sobre ella de nuestros gobernantes. Proliferan leyes que afectan de una manera directa a la familia. En esta última legislatura se han aprobado la ley de eutanasia, la ley de protección a la infancia (¡qué curioso!, en primer lugar hay que proteger a los niños de sus padres), han modificado o creado leyes sobre la ideología de género (las leyes LGTBI ya existentes, la del aborto, la ley de diversidad familiar o la que convierte en delito intentar ayudar a las mujeres para que opten por no abortar y elijan la maternidad).

Continuar leyendo «¿Pretenden la desaparición de la familia?»

La Vida Consagrada, caminando juntos

Carta de Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

La consagración a Dios no aparta de la vida real, del mundo, de la familia, de los amigos… Los consagrados no se sitúan al margen de la vida de la Iglesia, sino en el corazón de la misma, allí donde nada ni nadie les es ajeno. Evagrio Póntico definía al monje como “el que está separado de todo, pero unido a todos”. La exhortación apostólica Vita consecrata (n. 3) afirma: “La vida consagrada está en el corazón de la Iglesia”. La vida consagrada despliega su ser en la vida, santidad y misión de la Iglesia. Y expresa su naturaleza como el caminar juntos, escuchando la Palabra de Dios, celebrando la Eucaristía, viviendo la comunión y la corresponsabilidad y participando en la misión de todo el pueblo de Dios, según sus diversos carismas.

Continuar leyendo «La Vida Consagrada, caminando juntos»

San José, esposo de María y padre de Jesús

SAN JOSÉ, ESPOSO DE MARÍA Y PADRE DE JESÚS

Carta pastoral con ocasión del Año de san José en la Diócesis de Santander

El Papa Francisco ha convocado un “Año de San José” con motivo del 150 aniversario de la proclamación por parte del Beato Pío IX de San José como patrono de la Iglesia Universal. Con motivo de esta iniciativa del Papa quiero invitar a toda la diócesis a poner la figura e intercesión del “Custodio del Redentor”, con “corazón de padre”, en el interior de nuestra vida diocesana. No se trata de multiplicar actividades, sino de tratar que el modelo y la intercesión de San José nos acompañen de un modo especial a lo largo de este curso pastoral.

Para ello os invito especialmente a leer y reflexionar en vuestras comunidades religiosas, parroquias, familias y movimientos y asociaciones con la Carta Apostólica del Papa “Patris Corde” (2020). En ella encontramos todo un programa de vida, siguiendo el ejemplo de San José, para nuestra misión como cristianos en este momento de la historia que nos ha tocado vivir. También “Redemptoris Custos” (1989) es un texto muy hermoso y rico, desde el punto de vista teológico y espiritual, en el que S. Juan Pablo II nos presenta de un modo nuevo la figura entrañable de S. José. Es un texto profundamente bíblico, que se caracteriza por una lectura realista de los evangelios de la Infancia, según la tradición de la Iglesia en su liturgia y en la experiencia de los santos.

Continuar leyendo «San José, esposo de María y padre de Jesús»

Somos lo que tú nos ayudas a ser

Carta de Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

Cuando nos acercamos al templo parroquial queremos encontrarlo limpio, ordenado, con buena megafonía, con calefacción en invierno… Ahora debe haber gel hidroalcohólico para nuestras manos y al finalizar la celebración hay que desinfectar bien el templo. También hay que mantener locales y afrontar obras imprescindibles. Pero lo que más importa es la ayuda obligatoria a los pobres, sea cual sea el rostro de su pobreza, que en tiempos como los que vivimos suele ser muy variado: falta trabajo, no se pueden afrontar alquileres o gastos corrientes de la casa, hay personas que nunca pensaron tener que acercarse a pedir a Cáritas y ahora lo han de hacer, etc.

Continuar leyendo «Somos lo que tú nos ayudas a ser»

Aquí estoy, envíame. Domund 2020

Carta de Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

Vivimos unos momentos marcados por los sufrimientos y desafíos causados por la pandemia covid-19. Estamos realmente asustados, desorientados y atemorizados. El dolor y la muerte nos hacen experimentar nuestra fragilidad humana. Pero al mismo tiempo todos somos conscientes de que compartimos un fuerte deseo de vida y de liberación del mal. En este contexto, nos llega la llamada de Dios, la invitación a salir de nosotros mismos por amor de Dios y del prójimo. Es una oportunidad para compartir, servir e interceder. La misión que Dios nos confía a cada uno nos hace pasar del yo temeroso y encerrado al yo reencontrado y renovado por el don de sí mismo. Es, por tanto, el momento para escuchar la invitación del Señor: “¿A quién enviaré?” (Is 6,8).

Continuar leyendo «Aquí estoy, envíame. Domund 2020»

En mayo rezar el Santo Rosario en familia

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

Queridos hermanos y hermanas:

“Se aproxima el mes de mayo, en el que el pueblo de Dios manifiesta con particular intensidad su amor y devoción a la Virgen María. En este mes, es tradición rezar el Rosario en casa, con la familia. Las restricciones de la pandemia nos han “obligado” a valorizar esta dimensión doméstica, también desde un punto de vista espiritual”, así comienza la carta que el papa Francisco nos ha escrito a todos, el día 25, fiesta de san Marcos evangelista.

Es una devoción sencilla y bella a la vez. Y muy arraigada en el pueblo cristiano. Muchos la venimos practicando desde niños en las casas de nuestros padres y abuelos. Es una forma magnífica de honrar y alabar a nuestra Madre del cielo. Pero no es sólo una devoción a la Virgen, sino también la contemplación de la historia de la salvación a través de los misterios de la vida, muerte y resurrección del Señor Jesucristo. Toda la vida de la Virgen María está orientada hacia su Hijo. Vivió asociada a Él desde su Concepción inmaculada hasta su Asunción al Cielo. Y desde allí donde intercede por nosotros para siempre.

“Si la contemplación cristiana, dijo el Papa Ratzinger en Pompeya el 19 de octubre de 2008, no puede prescindir de la Palabra de Dios, también el Rosario, para ser oración contemplativa, debe siempre emerger del silencio del corazón como respuesta a la Palabra, sobre el modelo de la oración de María. Bien mirado, el Rosario está todo entretejido de elementos sacados de la Sagrada Escritura. Hay ante todo la enunciación del misterio, hecha preferiblemente, como hoy, con palabras tomadas de la Biblia. Sigue el Padrenuestro: al imprimir a la oración un movimiento “vertical”, abre el alma de quien recita el Rosario en una justa actitud filial, según la invitación del Señor: “Cuando rezáis decid: “Padre…” (Lc 11, 2). La primera parte del Avemaría, tomada también del Evangelio, nos hace cada vez volver a escuchar las palabras con que Dios se ha dirigido a la Virgen a través del Ángel, y las bendiciones de la prima Isabel. La segunda parte del Avemaría resuena como la respuesta de los hijos que, dirigiéndose suplicantes a la Madre, no hacen otra cosa que expresar su propia adhesión al diseño salvífico revelado por Dios. Así el pensamiento de quien reza está siempre anclado en la Escritura y en los misterios que en ella se presentan”.

El cardenal vietnamita Van Thuan, que pasó 18 años en las cárceles comunistas, escribió en su libro ‘El camino de la esperanza’ (nº 918): «El rosario es una cadena de oraciones que te une a María. Es también la película que te recuerda todas las etapas del camino de la esperanza que ella recorrió: su amor tierno en Belén, su angustia durante la huida a Egipto, el silencio y el trabajo en el taller de Nazaret, su fervor en el templo, su emoción cuando oía predicar a su Hijo, su vida con san Juan. En una palabra, la historia de dos vidas que fueron una sola, pues el Señor vivía en ella y ella en él. No dejes el rosario que te ha dado tu Madre, María, pidiéndote que vivas como ella, con ella, por ella y en ella».

El Rosario, por otra parte, es un camino de contemplación del rostro de Cristo realizado –por así decir– con los ojos de María. “Pero para ser apóstoles del Rosario, dijo Benedicto XVI, es necesario tener experiencia en primera persona de la belleza y profundidad de esta oración, sencilla y accesible a todos. Es necesario ante todo dejarse conducir de la mano de la Virgen María a contemplar el rostro de Cristo: rostro alegre, luminoso, doloroso y glorioso. Quien, como María y junto a Ella, custodia y medita asiduamente los misterios de Jesús, asimila cada vez más sus sentimientos, se conforma a Él”.

Que el rezo especial del santo rosario durante este mes de mayo nos ayude a avanzar como discípulos de Cristo, como testigos y enviados suyos, en la peregrinación de nuestra fe, precedidos por la Santísima Virgen.

Os saludo y os bendigo con todo afecto en el Señor Resucitado.

sanchez_monge_firma
✠ Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

Las dificultades actuales son nuevas oportunidades

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

Queridos fieles de la diócesis de Santander

En este momento de confusión, preocupación y hasta miedo que estamos viviendo debido a los estragos que produce entre nosotros la pandemia del coronavirus hemos de aprender a transformar las dificultades en oportunidades.

Cuando tenemos muy vivo el sentido de nuestra propia fragilidad y vulnerabilidad, pongamos nuestra confianza y nuestra vida en las manos de Dios, que no es ajeno a nada de cuanto nos pasa. Digamos con el salmista: “En tus manos están mis azares” (Sal 35,15) y recobraremos la esperanza para seguir en el camino. Continuar leyendo «Las dificultades actuales son nuevas oportunidades»

Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

En esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente de 2019 vamos orar para que desaparezca la “indecente precariedad” que dificulta la vida digna de tantas personas y familias trabajadoras. Porque el trabajo decente no solo garantiza ingresos suficientes, sino que permite el crecimiento personal, la contribución al bien común, el avance de la sociedad y el desarrollo espiritual de la persona En España falta trabajo decente y sobra precariedad. Por otra parte, comprobamos que el trabajo ha dejado de ser garantía para salir de la vulnerabilidad. El Papa Francisco nos invita a hacernos esta pregunta: ¿Reconocemos, en serio, que las cosas no andan bien en un mundo donde hay tantas familias sin techo, tantos trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad? “Tierra, techo y trabajo… son derechos sagrados. Reclamar esto no es nada raro, es la Doctrina Social de la Iglesia”. La comunidad cristiana no puede ser insensible a esta realidad. Continuar leyendo «Jornada Mundial por el Trabajo Decente»

“No se trata solo de migrantes, se trata también de nosotros”

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

Es el lema de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado de este año 2019. Vamos a sintetizar el Mensaje que el papa Francisco nos ha dirigido con esta ocasión. Las personas migrantes, refugiadas, desplazadas y las víctimas de la trata, se han convertido en emblema de la exclusión. Muchas veces, además de soportar dificultades por su misma condición, son objeto por nuestra parte de juicios negativos y nuestra actitud cerrada hacia ellas es una señal de la decadencia moral en la que vivimos. En ella podemos ver al descubierto nuestros miedos, nuestra falta de caridad y de humanidad, nuestra tendencia a excluir, nuestra resistencia a poner a los últimos en el primer lugar. Continuar leyendo «“No se trata solo de migrantes, se trata también de nosotros”»

Compartir en familia

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

Día de la Iglesia Diocesana 2018

El día de la Iglesia Diocesana es una jornada importante cada año. Recordamos que formamos la Iglesia del Señor que peregrina en Cantabria y el Valle de Mena, una gran familia diocesana. La Iglesia existe en lugares concretos, en comunidades visibles, presididas por un obispo, sucesor de los apóstoles. La Iglesia es una comunidad de fe, esperanza y amor donde vivimos unidos por lazos familiares. Llegamos a ser una gran familia porque nos importan antes los otros que nosotros mismos. Continuar leyendo «Compartir en familia»