Visita “ad limina”

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Febrero 2022

A La semana última del mes de enero hicimos el cuarto grupo de obispos, formado por las provincias eclesiásticas de Toledo, Madrid y Valladolid y el Arzobispado Castrense, la llamada visita “Ad Limina Apostolorum”. Con nuestro grupo concluyó la Conferencia Episcopal Española la visita al Papa y a los Dicasterios de la Curia Romana. En el mismo nombre de la visita aparece claro que en ella ocupa un lugar relevante la celebración de la Eucaristía en las basílicas de San Pedro y de San Pablo, donde se veneran los sepulcros de los Apóstoles que padecieron el martirio, uno en la colina del Vaticano y otro en el comienzo de la Vía Ostiense, fuera de las murallas de la ciudad.

La visita “ad limina” expresa la catolicidad de la Iglesia y la unidad del Colegio de los Obispos, presidido por el sucesor de Pedro. A través de la visita “ad limina” se reconoce la Iglesia Romana como centro y madre de las Iglesias diseminadas por el mundo; con palabras de San Ignacio de Antioquía (martirio, 107), “preside en la caridad universal”; manifiesta la autoridad especial de la “cátedra” de Roma y el “carisma de servicio” que presta a todos los católicos la sede de Pedro.

Continuar leyendo «Visita “ad limina”»

Dos ancianos, testigos de esperanza

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Febrero 2022

A los cuarenta días de Navidad celebramos el dos de febrero la fiesta de la Presentación del Señor en el Templo. Llevado por José y María fue recibido por el anciano Simeón y la profetisa Ana, también anciana. Navidad y Manifestación (epifanía) son inseparables, ya que el Hijo de Dios nació y se dio a conocer. Dios se ha hecho visible en Jesús por quien nos ha hablado (cf. Jn. 1, 18; Heb. 1, 1-2; 1 Jn. 1, 1-4). Los pastores encontraron al Niño recostado en un pesebre y junto a Él María y José en la noche de Belén; más tarde se manifestó a los magos venidos de Oriente; el tiempo de Navidad termina litúrgicamente con el Bautismo de Jesús en que una voz del cielo proclama: Tú eres mi Hijo; y en la Presentación movidos por el Espíritu Santo los dos ancianos se encuentran con el Señor. Antes de la reforma promovida por el Concilio Vaticano II el tiempo litúrgico de Navidad llegaba hasta esta fiesta; por ello en algunos lugares el “nacimiento” se puede contemplar hasta la Presentación, como en la Plaza de San Pedro en Roma. Navidad y Epifanía son inseparables; en el silencio nace el Señor, se manifiesta y lo recibimos en la fe. Simeón tomando en brazos al Niño, bendijo a Dios porque había visto al Salvador, “luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel” (Lc. 2, 32). Y Ana, avanzada en años “hasta los ochenta y cuatro”, alababa también a Dios y hablaba del Niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén” (Lc. 2, 38). Dios da a conocer a su Hijo por un ángel, por una estrella, por el Espíritu que movió a Simeón y a Ana. Los dos ancianos se alegran en el Señor y como testigos se hacen lenguas del Niño, anunciando el misterio de Jesús.

Continuar leyendo «Dos ancianos, testigos de esperanza»

Presentación de la Semana Santa de Valladolid en Roma

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Enero 2022

Agradezco la oportunidad de presentar en Roma la Semana Santa de Valladolid, que es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Deseamos que hoy resuene singularmente en esta embajada de España ante la Santa Sede, que está a punto de celebrar el año 2022 los 400 desde que cumple esta misión ininterrumpidamente; además el próximo año se cumplen también en feliz coincidencia los cuatro siglos de la canonización de San Felipe Neri, Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola, san Francisco Javier y San Isidro Labrador. Esta mañana celebramos la Eucaristía junto al sepulcro de San Felipe Neri en la Chiesa Nuova, que cuando fui creado cardenal el año 2015 me fue asignada por el Papa Francisco como iglesia titular. Manifiesto mi gratitud a la Excma. Sra. Embajadora, Dña. Carmen de la Peña, saludo al Excmo. Alcalde de Valladolid, D. Óscar Puente; a todos manifiesto mi respeto, afecto y gratitud por su presencia. En esta Embajada hallamos acogida y hospitalidad. Yo he experimentado en ella la ampliación familiar de nuestra patria. Compartimos el gozo de presentar en este palacio de España la Semana Santa de Valladolid, que es sin duda un acontecimiento religioso-cultural de primera magnitud.

Continuar leyendo «Presentación de la Semana Santa de Valladolid en Roma»

Feliz año del Señor y una buena noticia

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Enero 2022

En la celebración del primer día de enero confluyen diversos motivos: Litúrgicamente es octava de Navidad y fiesta de Santa María Madre de Dios, pues celebramos unidos el nacimiento del Hijo y la maternidad divina de María; desde el pontificado de Pablo VI es la Jornada Mundial de la Paz, en consonancia con el canto de los ángeles en torno al Niño recién nacido; y, por supuesto, comenzamos un nuevo año, el 2022 después de Cristo, que nos deseamos feliz y probablemente con inquietudes por dentro. A veces en la perspectiva cristiana se ha llamado, en inscripciones de acontecimientos destacados año de gracia del Señor. Esto deseo a todos. Con palabras de la Liturgia del día: “El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz” (Núm. 6, 24-26). Esta bendición bíblica y litúrgica, que hago mía como felicitación, nos desea la protección del Señor –también en la pandemia que no cesa de amenazarnos– y en medio de lo desconocido, que tal es siempre el futuro, nos acompañe Dios con su providencia paternal a la cual podemos acogernos todos los días. Empezamos a recorrer el nuevo año bajo la mirada de Dios y cobijados por su amor omnipotente.

Continuar leyendo «Feliz año del Señor y una buena noticia»

“Hoy os ha nacido un salvador” (Lc 2,11)

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Diciembre 2021

Este anuncio del ángel a los pastores, que cuidaban su rebaño en la noche de Belén, ilumina el misterio de Navidad. El mismo mensaje resuena también hoy entre nosotros. Hacemos fiesta porque el Mesías, el Señor, ha nacido para salvarnos. Con palabras de la antífona de entrada a la celebración eucarística del segundo domingo después de Navidad: “Un silencio lo envolvía todo, y al mediar la noche su carrera, tu Palabra todopoderosa, Señor, vino desde el trono real de los cielos” (Sab 18, 14-15). Jesucristo es en persona la Palabra de Dios (cf. Jn 1, 1ss.), que ha venido al mundo para guiarnos por el camino de la salvación.

Continuar leyendo «“Hoy os ha nacido un salvador” (Lc 2,11)»

¡Ven, Señor Jesús!

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Diciembre 2021

La palabra “adviento” es síncopa, es decir, acortamiento, de “advenimiento”, como “navidad” lo es de “natividad”, porque se han suprimido unas letras en el interior de los vocablos. Adviento significa venida o llegada; es un tiempo litúrgico de preparación a la celebración del nacimiento de Jesús en Belén. El Salvador llega, se hace presente el Esperado. El Adviento es recuerdo de la primera venida del Salvador del mundo Nuestro Señor Jesucristo y espera de su segunda venida al final de los tiempos.

La celebración litúrgica del tiempo de Adviento acontece según el calendario litúrgico este año desde el día 27 de noviembre hasta el día 24 de diciembre. Adviento es también actual y lo celebramos entre la memoria y la esperanza. Acontece hoy en la vida de la Iglesia y de cada uno de nosotros. Las cuatro semanas litúrgicas del Adviento se actualizan en nuestra existencia. Estamos llamados a preguntarnos desde nuestra situación concreta: ¿Quién viene? ¿Quién lo envía? ¿Para qué viene? ¿Cómo lo esperamos y le abrimos las puertas de nuestra vida? Es un tiempo litúrgico que conecta con aspiraciones personales y con indigencias de la hora presente de nuestra historia. ¿No deseamos salir del marasmo, de la confusión y de las inquietudes que nos envuelven? ¿No necesitamos ver luz en nuestras tinieblas? ¿No queremos vislumbrar un horizonte abierto en medio de nuestras incertidumbres?

Continuar leyendo «¡Ven, Señor Jesús!»

Iglesia en camino

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Noviembre 2021

En los últimos meses hemos oído muchas veces las siguientes palabras: Sínodo, Asamblea sinodal, Camino sinodal, Iglesia sinodal, etc. Serán también innumerables veces repetidas y escuchadas en el futuro. Si no queremos que la repetición desgaste y hasta convierta en triviales estas bellas y ricas expresiones, conviene que tengamos presente su significado que podemos percibir también por la etimología. La palabra sínodo procede del griego “syn-odos”, que se compone de la preposición “syn” = “con” y el sustantivo “odos” = “camino”. Significa, por tanto, hacer camino juntos, caminar unidos. La proposición “con” es utilizada en el Nuevo Testamento para indicar que por el bautismo estamos como injertados e incorporados a Jesucristo muerto y resucitado. La palabra camino tiene un desarrollo abundante y variado: Jesús se define a sí mismo como “Camino” que nos enseña cómo andar por la vida (cf. Jn. 14, 6); los fieles de la comunidad cristiana son también “seguidores del Camino” que es Jesús en persona (Act. 9, 2); cada uno de nosotros es un caminante (a veces el hombre es llamado en latín “viator”, es decir, viajero hacia la patria y la meta); la Iglesia, consiguientemente, es pueblo en camino, que recuerda a Israel que peregrinó desde la esclavitud de Egipto por el desierto hasta el descanso en la tierra de promisión (cf. Heb. 4, 1-11). Pues bien, en la palabra “sínodo” se unen tanto la comunidad cristiana como el itinerario por la vida. Marchamos unidos, somos Iglesia en camino.

Continuar leyendo «Iglesia en camino»

DOMUND 2021

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Octubre 2021

E l Papa Francisco acuñó desde el principio de su ministerio como Obispo de Roma y Pastor de la Iglesia universal la fórmula “Iglesia en salida” para expresar la dimensión misionera que es constitutiva de la Iglesia. “La Iglesia existe para evangelizar” (Pablo VI) y es por naturaleza misionera. Consiguientemente todo cristiano está llamado a vivir como discípulo en comunión con Jesucristo y a ser misionero enviado por El. Todo cristiano es un discípulo-misionero. La expresión “Iglesia en salida” se inspira en unas palabras del Señor con las que resume su venida al mundo enviado por el Padre y su retorno al Padre después de haber cumplido su misión. “Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre” (Jn. 16, 28).

Por ser discípulos-misioneros no debemos los cristianos ni ensimismarnos en nosotros, pretendiendo refugiarnos al abrigo de la intemperie, ni diluirnos en el mundo al que somos enviados. La misión transcurre entre la experiencia y la esperanza, entre el encuentro vivo con Jesucristo y el envío por El hasta los confines del mundo, a las periferias geográficas y existenciales de la humanidad. La presencia del misionero con su palabra y actividad será tanto más convincente cuanto más refleje la comunión en la fe y el amor con nuestro Señor Jesucristo, que nos revela al Padre y nos da el Espíritu para salir de todos los “cenáculos” protectores y afrontar la misión con sus tiempos propicios y con sus vientos contrarios (Cf. Jn. 20, 19-23). Esta dualidad entre encuentro y salida, en recíproca interacción, indica el lema del domingo del DOMUND de este año 2021: “Cuenta lo que has visto y oído”, que reproduce de cerca el texto bíblico: “Por nuestra parte, dijeron los apóstoles, no podemos menos de contar lo que hemos visto y oído” (Act. 4, 20), tomado de los Hechos de los Apóstoles, que es el “libro de cabecera de los discípulos misioneros” (Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Misiones). En efecto, desde la despedida de Jesús en la Ascensión y la promesa del envío del Espíritu Santo (Act. 1, 1 ss.) hasta la llegada de Pablo a Roma (Act. 28, 14 ss.) es una narración llena de vivacidad y entusiasmo. Este relato de misión en el comienzo de la historia de la Iglesia que nos inspira y anima en toda aventura misionera.

Continuar leyendo «DOMUND 2021»

La Iglesia celebra la Eucaristía y la Eucaristía hace a la Iglesia

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Septiembre 2021

El primer documento aprobado por el Concilio Vaticano II y promulgado por el Papa Pablo VI fue la constitución sobre la Liturgia, titulado con las primeras palabras en latín “Sacrosanctum Concilium” (4 de diciembre de 1963). Por ser el primer documento conciliar en la introducción enuncia los fines del Vaticano II: “Acrecentar la vida cristiana”, “actualizar las instituciones sometidas a cambio”, “contribuir a la unidad de los cristianos” e “invitar a los hombres a formar parte de la Iglesia”. La constitución sobre la Liturgia fue el comienzo de los documentos conciliares y al mismo tiempo la Liturgia es el principio fundamental en la vida y la misión de la Iglesia. Convergen el comienzo y el principio, documento inicial y documento básico.

Al comenzar el año pastoral, teniendo en cuenta diferentes circunstancias sociales y eclesiales, deseo en esta carta recordar a todos –laicos, presbíteros, diáconos y religiosos- algunos aspectos sobre la Eucaristía expuestos en “Sacrosanctum Concilium”. Especialmente remito a los números 6, 7, 10, 27, 41, 47-58 y 106. Aquí aparece cómo la Eucaristía es el centro y el corazón de la Iglesia. La fórmula del título, acuñada por un maestro excelente en la Iglesia, el padre H. de Lubac, expresa la relación mutua entre Eucaristía e Iglesia. Invito a releer detenidamente esos números de la constitución conciliar y asimilarlos con renovada gratitud, gozo y docilidad. La reforma conciliar merece también hoy toda confianza. Con lo entonces aprobado, promulgado y reformado por mandato del Concilio presidido por el Papa nos sentimos cordialmente identificados. Es un hito básico de la tradición secular y de la unidad católica. Lo entonces enseñado es para nosotros luz que nos ilumina en el itinerario de la Iglesia.

Continuar leyendo «La Iglesia celebra la Eucaristía y la Eucaristía hace a la Iglesia»

Feliz Fiesta de Nuetra Señora de San Lorenzo

Carta del cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

Septiembre 2021

Saludo cordialmente a todos después de la pausa del verano y de varios días de descanso. Interrumpir el trabajo cotidiano durante algún tiempo es saludable, como nos recomienda el mismo Jesús en el Evangelio: “Venid vosotros a solas a un lugar solitario a descansar un poco” (cf. Mc. 6, 31). Nos alegramos de este tiempo de descanso, y nos hacemos cargo solidariamente de los que no pueden tener unos días de vacaciones. Emprendemos nuevamente las tareas habituales con decisión y ánimo. El descanso rehace de las fatigas y nos dispone a continuar con renovada ilusión.

Para los vallisoletanos existe un motivo muy importante para felicitarnos en estos días. Celebramos la fiesta de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de nuestra ciudad. En el gozne del descanso estival y del nuevo curso nos acogemos a la intercesión maternal de la Virgen Madre de Dios, siguiendo la tradición de nuestros mayores. Celebrar la Natividad de la Virgen María significa festejar las primicias de nuestra salvación, ya que María “fue para el mundo esperanza y aurora de su vocación”; la Virgen está en los orígenes de Jesús Salvador porque fue su Madre.

Continuar leyendo «Feliz Fiesta de Nuetra Señora de San Lorenzo»