Mensaje a la Archidiócesis de Valladolid

CARDENAL ADMINISTRADOR APOSTÓLICO DE VALLADOLID

En las últimas semanas algunas personas me han preguntado: ¿ No hay noticias?, refiriéndose al nombramiento del nuevo Arzobispo y por tanto, a la terminación de mi ministerio aquí habiendo cumplido hace algún tiempo ochenta años y más de cinco de haber presentado la renuncia al Papa. Manifiesto que me he encontrado contento y gratificado en la Diócesis, cumpliendo la misión que se me encomendó. Si no hubiera tenido buena salud, hubiera pedido el relevo, ya que a mí modo de ver lo prioritario era que la Diócesis fuera servida lo mejor posible.

Pues bien, hoy puedo responder a aquella pregunta : ¿Hay noticias?  ¡ Sí, hay noticias y estas son buenas ! Por doble motivo estamos contentos. El Papa ha provisto con un nuevo arzobispo al servicio pastoral de la archidiócesis; y ha sido nombrado para esta sede metropolitana Mons. Luis Javier Argüello, hasta ahora Obispo auxiliar y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española. ¿Lo conocéis? Yo también.

¡Enhorabuena, querido Señor Obispo y amigo Luis! Recibe mi cordial felicitación; me alegro de que la Archidiócesis reciba un nuevo Arzobispo y de que el Papa te haya nombrado a ti. Pedimos al Señor que te ilumine, fortalezca y acompañe en la nueva misión que te ha sido confiada.

Desde hoy y esta hora-17 de junio a las doce- en que se publica simultáneamente en Roma y en Valladolid el nombramiento del nuevo arzobispo, yo presidiré la Diócesis en condición de Administrador Apostólico hasta el día 30  de julio en que comenzará el nuevo Arzobispo el ejercicio del ministerio encomendado. El encargo que yo recibo transitoriamente está limitado en competencias, como es razonable y eclesialmente adecuado. El día 30 de julio, en la celebración de la Eucaristía en nuestra catedral tendrá lugar la inauguración del ministerio arzobispal de D. Luis. Le acompañaremos gozosamente y recibiremos como el que “viene en nombre del Señor” a ser nuestro Pastor. Yo aquel día pasaré a la condición de Arzobispo emérito de Valladolid; continuaré perteneciendo a la Diócesis que como familia de la fe todos compartimos y recordaré lo que el Obispo hace 55 años me dijo el día de mi ordenación presbiteral: ¿”Prometes obediencia y respeto” a tu obispo? Ya expreso mi comunión cordial con el nuevo arzobispo y si algún servicio puede prestarle un obispo anciano puede contar con mi leal colaboración.

Hay diversas fórmulas para expresar el sentido y alcance de la celebración eucarística  en nuestra catedral el día 30 de julio. La fórmula más sencilla y más elocuente es “inauguración del ministerio del nuevo arzobispo”. El Código de Derecho Canónico en términos jurídicos escribe “tomar posesión de su oficio” (c.379). La actitud espiritual tanto del obispo como de los fieles puede ser descrita en los siguientes términos: “La Diócesis toma posesión de su obispo y el obispo comienza su dedicación servicial a la diócesis”.

¡ Enhorabuena a la  Archidiócesis de Valladolid y a su nuevo Arzobispo!.

Valladolid a 17 de junio de 2022

Cardenal Ricardo Blázquez Pérez
Administrador apostólico de Valladolid

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s