Santa Misa con el Rito de la Ordenación de presbíteros y de diáconos

Homilía de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

S.I. Catedral Basílica de San Salvador, Oviedo
Domingo de Pentecostés, 5 de junio de 2022

Queridos hermanos sacerdotes y diáconos, miembros de la vida consagrada y fieles cristianos laicos. Queridos seminaristas de nuestro Seminario Metropolitano y del Seminario diocesano misionero Redemptoris Mater. Queridos ordenandos y vuestras familias y amigos. A todos, mi cordial saludo de paz y bien en esta tarde de Pentecostés.

No cabe en veinticuatro horas la alegría de la Iglesia en su canto de victoria. Necesitamos cincuenta días para entonar el aleluya de la Pascua. Fueron muchos los sobresaltos porque era demasiado real el desenlace de un fracaso cuando vieron sudar sangre al Maestro entre los olivos de un huerto, y luego allí ver que lo traicionaban con un beso, y después toda aquella interminable noche de vejaciones, de juicios falsos, de palizas de escarnio, de tropezosa subida hacia el Calvario, de agonía y muerte de Jesús coronado de espinas y lanceado. Todo eso fue demasiado real y quedó grabado en la retina del corazón como para poder olvidarlo.

Continuar leyendo «Santa Misa con el Rito de la Ordenación de presbíteros y de diáconos»

Santa Misa en el Domingo de Pentecostés

Homilía de Mons. D. Santiago Gómez Sierra
Obispo de Huelva

El Real de El Rocío
Domingo, 5 de junio de 2022

Queridos hermanos y hermanas todos:

Nos encontramos aquí, en el Real de El Rocío, celebrando un nuevo Pentecostés, que muchos habéis llamado “El Rocío del reencuentro”. Como bien sabéis la Virgen ha estado en Almonte treinta y tres meses consecutivos. Nada nuevo en la historia devocional rociera, pues en otros episodios históricos la Virgen ha permanecido durante períodos prolongados de tiempo entre los vecinos del pueblo que la tiene por Patrona desde 1653.

Después de dos años, de nuevo nos hemos reunido aquí, como la primera Iglesia, junto con María, la madre de Jesús (Hech 1,14), viviendo Pentecostés con la Virgen del Rocío, haciendo nuestra la súplica de la Secuencia: Ven, Espíritu Divino …Ven, dulce huésped del alma, …Entra hasta el fondo del alma… Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro.

Continuar leyendo «Santa Misa en el Domingo de Pentecostés»

El Espíritu Santo abre los corazones a la esperanza

Carta de Mons. D. Ángel Fernández Collado
Obispo de Albacete

Domingo, 5 de junio de 2022

Este domingo, 5 de junio, la Iglesia celebra la Solemnidad de Pentecostés, día en que se cumplió la promesa de Cristo a los apóstoles de que el Padre enviaría al Espíritu Santo para guiarlos en la misión evangelizadora.

Pentecostés es el quincuagésimo día (en griego, pentecoste hemera) después del Domingo de Pascua (en el calendario cristiano).

Este nombre se empezó a usar en el período tardío del Antiguo Testamento y fue heredado por los autores del Nuevo Testamento. Esta festividad tiene otros nombres: la fiesta de las semanas, la fiesta de la cosecha o el día de los primeros frutos, son algunos.

En el Nuevo Testamento representa el cumplimiento de la promesa de Cristo. Representa el cumplimiento de la promesa de Cristo al final del Evangelio de San Lucas: “Y les dijo: «Así está escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto. Mirad, yo voy a enviar sobre vosotros la promesa de mi Padre; vosotros, por vuestra parte, quedaos en la ciudad hasta que os revistáis de la fuerza que viene de lo alto»” (Lc. 24:46-49).

Continuar leyendo «El Espíritu Santo abre los corazones a la esperanza»

Santa Misa en el Domingo de Pentecostés

Basílica Papal de San Pedro, Vaticano
Domingo, 5 de junio de 2022

Homilía
DOMINGO DE PENTECOSTÉS

En la frase final del Evangelio que hemos escuchado, Jesús hace una afirmación que nos da esperanza y al mismo tiempo nos lleva a reflexionar. Dice a los discípulos: «El Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todo y les recordará todo lo que yo les he dicho» (Jn 14, 26). Nos impacta ese “todo”, y nos preguntamos, ¿en qué sentido el Espíritu da esta comprensión nueva y plena a quienes lo reciben? No es una cuestión de cantidad, ni una cuestión académica, Dios no quiere convertirnos en enciclopedias o en eruditos. No. Es una cuestión de calidad, de perspectiva, de olfato. El Espíritu nos hace ver todo de un modo nuevo, según la mirada de Jesús. Yo lo diría de esta manera: en el gran viaje de la vida, Él nos enseña por dónde empezar, qué caminos tomar y cómo caminar. Está el Espíritu que nos dice por dónde empezar, qué camino tomar y cómo caminar, el estilo de “cómo caminar”.

Continuar leyendo «Santa Misa en el Domingo de Pentecostés»

La alegría de recibir nuevos hermanos

Carta de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

Domingo, 5 de junio de 2022

Queridos hermanos y amigos: paz y bien.

La comitiva es larga. Una fila inusual que permite la entrada lenta y parsimoniosa en una celebración esperada cada año con especial ilusión. Son tiempos de recortes en demasiadas cosas y, por eso, cuando se muestra una imagen distinta, se llena el corazón de secreta alegría que te empuja a cantar dando sencillamente las gracias.

Es extraño este momento nuestro donde la vida puede quedar tan poco querida por las leyes que la matan antes de nacer o cuando se acerca a su ocaso natural. Pero también hay otra vida no deseada, enrocando en la mayoría de los casos los motivos maquillados del egoísmo de nuestra época. Lo cierto es que se da un reduccionismo demográfico con tantas consecuencias en nuestra opulenta y acomodada sociedad.

Continuar leyendo «La alegría de recibir nuevos hermanos»

Espíritu Santo

Carta de Mons. D. Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca y de Jaca

Domingo, 5 de junio de 2022

Queridos hermanos en el Señor:
Os deseo gracia y paz.

Necesitamos reconocer la presencia activa y eficaz del Espíritu Santo en nuestras vidas y en la vida y misión de la Iglesia. El Espíritu Santo nos guía, nos orienta, nos anima. El Espíritu Santo nos hace capaces de recibir la revelación, nos recuerda las palabras de Jesús, nos enriquece con sus dones, nos otorga sus frutos. El Espíritu Santo suscita diversidad de carismas y engendra comunión y unidad. El Espíritu Santo nos unge para que tengamos los mismos sentimientos de Jesús y seamos discípulos misioneros y evangelizadores con Espíritu.

El Espíritu Santo ha inspirado la Sagrada Escritura y es la Palabra que nos sale al encuentro en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Él nos habla a través de los profetas y se convierte en profecía de un mundo nuevo.

Continuar leyendo «Espíritu Santo»

La herencia de poder ser santos

Carta del cardenal D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

Domingo, 5 de junio de 2022

En este Año Santo de san Isidro Labrador que estamos viviendo en Madrid, el Señor nos está recordando que ser santos no es un privilegio de unos cuantos elegidos. No. Todos nosotros, en el Bautismo, hemos recibido una herencia maravillosa y de una trascendencia muy grande para los hombres: la herencia de poder llegar a ser santos. La santidad es una vocación que hemos recibido todos, no es un privilegio de algunos. Los bautizados estamos llamados a entrar por este camino que tiene nombre y rostro: Jesucristo. ¿Quién nos enseña a ser santos? ¿Quién nos ha dado la vida para serlo? Tenemos que recorrer el camino de las bienaventuranzas (Mt 5, 1-12). ¿Dónde tienes puesta tu seguridad? ¿Tienes la seguridad en cosas o la tienes en el amor de Dios? Ten en cuenta que este amor te hace eliminar las complicaciones que a menudo aparecen en tu corazón; este amor de Dios te hace sencillo y humilde; te quita todo aquello que te hace presumir de algo que no tienes; te hace ser artífice de la paz, del encuentro, de la reconciliación, de la misericordia. ¿Te atreves a vivir de la vida que el Señor te dio en el Bautismo?

Continuar leyendo «La herencia de poder ser santos»

El Espíritu Santo, luz en el camino sinodal

Carta del cardenal D. Juan José Omella Omella
Arzobispo de Barcelona

Domingo, 5 de junio de 2022

Este domingo de Pentecostés culmina el tiempo pascual. El día de Pentecostés, cincuenta días después de la Resurrección del Señor, el Espíritu Santo comunicado por Cristo a sus apóstoles manifiesta su presencia y su acción. A partir de entonces, el Espíritu Santo no ha cesado de guiar a la Iglesia, de rejuvenecerla y de llevarla a la unión total con Cristo (cf. Lumen Gentium 4).

El Espíritu Santo, que, como nos dice el Credo, es el «Señor y dador de vida» y «habló por los profetas», ya actuaba desde el comienzo del universo. Él preparaba en el pueblo de Israel la Iglesia de Cristo. Jesús, durante toda su vida terrenal, estuvo inspirado por el Espíritu Santo, quien se manifestó plenamente a los creyentes el día de Pentecostés.

Muy consciente de la presencia y misión del Espíritu Santo en la Iglesia y en el mundo, el papa Francisco ha invitado a toda la Iglesia a recorrer el llamado «camino sinodal», como preparación del Sínodo de los obispos de octubre de 2023. Este itinerario se realiza en tres años y en tres etapas: la diocesana, la continental y la universal.

Continuar leyendo «El Espíritu Santo, luz en el camino sinodal»

Sigamos construyendo juntos. Pentecostés, Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar

Carta de Mons. D. Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de ToledoPrimado de España

Domingo, 5 de junio de 2022

Pentecostés es el gran acontecimiento fundacional de la Iglesia, que recibe la fuerza del Espíritu para proclamar a todos los pueblos la buena noticia de que Dios nos ama y nos ofrece la vida eterna. Por eso delebramos el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar y ponemos el foco en la llamada que habéis recibido la inmensa mayoría del Pueblo de Dios: la vocación laical. He querido que este cierre de curso lo hagamos peregrinando juntos, como Archidiócesis, a Guadalupe, casa de María, hogar de sanación, en el contexto de este Año Santo Guadalupense.

Como manifesté en la Carta Pastoral «Los sueños se construyen juntos. La importancia de la vocación laical en el momento presente», para mí los fieles laicos no habéis recibido una llamada residual, de segunda categoría. No sois laicos por defecto, sino por vocación, porque Dios os quiere así, convocados por el bautismo a jugar un papel fundamental en nuestras comunidades, y llamados a vivir la fe en medio del mundo para transformar la realidad y hacer de ella un anticipo del Reino de Dios. Que la vocación laical sea concebida como una auténtica vocación no es doctrina del Arzobispo de Toledo, sino Magisterio de la Iglesia. Lumen Gentium –conviene siempre recordarlolo– puso de manifiesto con unas palabras preciosas: «A los laicos corresponde, por propia vocación, tratar de obtener el reino de Dios gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios. Viven en el siglo, es decir, en todos y cada uno de los deberes y ocupaciones del mundo, y en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social, con las que su existencia está como entretejida. Allí están llamados por Dios, para que, desempeñando su propia profesión guiados por el espíritu evangélico, contribuyan a la santificación del mundo como desde dentro, a modo de fermento. Y así hagan manifiesto a Cristo ante los demás, primordialmente mediante el testimonio de su vida, por la irradiación de la fe, la esperanza y la caridad. Por tanto, de manera singular, a ellos corresponde iluminar y ordenar las realidades temporales a las que están estrechamente vinculados, de tal modo que sin cesar se realicen y progresen conforme a Cristo y sean para la gloria del Creador y del Redentor». Si todos los fieles laicos vivierais estas palabras con radicalidad, el mundo sería otro. Necesitamos que lo hagáis, porque la realización de la misión de la Iglesia en lo concreto depende en gran medida de vosotros.

Continuar leyendo «Sigamos construyendo juntos. Pentecostés, Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar»

Clausura del año jubilar en Pentecostés

Carta de Mons. D. Mario Iceta Gavicagogeascoa
Arzobispo de Burgos

Domingo, 5 de junio de 2022

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy damos la bienvenida a un nuevo Pentecostés, hoy conmemoramos la venida del Espíritu Santo, memorial de plenitud que edifica la Iglesia. Jesús «ha traído el fuego del Espíritu a la tierra» y la Iglesia «se reforma con la unción, con la gratuidad de la gracia, con la fuerza de la oración, con la alegría de la misión y con la belleza cautivadora de la pobreza». Con este lenguaje, el Papa Francisco nos anima, en la solemnidad de Pentecostés, a hacernos misioneros de consolación y de misericordia para el mundo.

San Pablo, en su carta a los cristianos de Corinto, descubre que «donde está el Espíritu del Señor, hay libertad» (2 Co 3,17). Así, arraigados a la providencial venida del Espíritu Santo (Hch 2, 3-4), también celebramos el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, destacando el papel fundamental que tiene el laicado «en la corresponsabilidad eclesial y en la misión evangelizadora», junto con los pastores y los miembros de la vida consagrada, cada uno según el carisma y el ministerio recibidos.

Continuar leyendo «Clausura del año jubilar en Pentecostés»